Una política de comunicación interna eficiente es sin duda uno de los factores claves en el buen funcionamiento de una empresa. En tiempos de crisis como los vividos tras la llegada de la pandemia del COVID-19, las empresas de todo el mundo y de cualquier sector económico se han enfrentado a un cambio en su estrategia de comunicación interna.

Tras escuchar el webinar “Tendencias y retos en las nuevas políticas de comunicación interna en las empresas. Nuevos modelos de trabajo: presencial, híbrido, teletrabajo” que organizamos en colaboración con algunos expertos de prestigiosas empresas del panorama nacional, hemos podido constatar que la mayoría de las empresas coincidían en los puntos en los que esta crisis había cambiado las políticas de comunicación interna de las empresas.

 6 tendencias claves en la comunicación interna post-COVID

 1. El modelo híbrido, la mejor opción para conciliar trabajo y vida privada  

Tal y como algunos de los expertos nos comentaban en el webinar, parece que el modelo híbrido ha venido para quedarse. La sociedad venía pidiéndolo en silencio desde hace décadas y ha sido sin duda el factor clave de las políticas de comunicación interna de este periodo de crisis. Este modelo de trabajo en el que los trabajadores trabajan algunos días desde casa y otros en la oficina se ha instaurado en este último año de forma acelerada nos ha mostrado que es totalmente eficaz siempre que el mensaje que transmitamos a los empleados sea claro.

Es cierto también que este modelo de trabajo no se puede aplicar a todas las industrias, tal y como nos comentaba Antonio Moreno de bofrost*: “En algunas estructuras no hay más remedio que enviar al empleado al terreno, cuando tienes transportistas que tienen que entregar mercancía a domicilio, los equipos de apoyo pueden trabajar desde casa, pero ellos están obligados a desplazarse para poder hacer la entrega de los pedidos”.

2. Apostar por la comunicación bidireccional y el empoderamiento de los trabajadores

Fomentar la comunicación bidireccional ha sido otro de los puntos de encuentro de este webinar como clave para el éxito de la comunicación interna de una empresa. Es importante y ahora más que nunca, que en una situación de crisis como la que se estaba viviendo, donde había muchísima saturación de información y mucha incertidumbre, que los empleados pudiesen comunicar con los altos mandos y que estos escuchasen cuales eran sus necesidades.

También que los altos-medios mandos buscasen un canal transparente para poder transmitirles un mensaje claro a sus empleados sobre los cambios que casi cada día iban llegando.

Fomentar esta comunicación bidireccional ha tenido un impacto fuerte, los empleados se han sentido empoderados y valorizados, y eso se traduce en más motivación en el trabajo y por lo tanto en un trabajo más eficaz. Que todos los empleados de una empresa vayan en la misma dirección proporciona mejores resultados.

 

3. Dar flexibilidad a los empleados

Tratándose de tiempos de crisis, hablamos de flexibilidad cuando damos cabida a que surjan situaciones inesperadas o imprevistas de último minuto (ejemplo: un compañero que tiene niños de los que ocuparse y no podrá asistir a una reunión por videoconferencia muy larga o una compañera que está enferma).

Cuando como empresas se entiende que los trabajadores se encuentran trabajando desde casa, en un entorno en el que además deben de conciliar su vida familiar y nos mostramos flexibles, motivamos a nuestros trabajadores a responder de forma positiva y dar lo mejor de ellos.

Further reading

Claves de la Formación Corporativa tras el Covid-19 – Entrevista a Pilar López, Meliá Hotels International

¿Cómo Fomentar el Compromiso de los Empleados Trabajando en Remoto?

Entrevista a Rupert Hillier: El ADN Digital de Learnlight

 4. Comunicación interna en la práctica: acompañar a los empleados

Hablamos de acompañamiento del empleado cuando en estos tiempos en los que lo digital esta tan de moda, softwares de reuniones para hacer videoconferencias y miles de plataformas de teletrabajo, entendemos la brecha generacional que pueda surgir.

Ayudar y formar a los empleados más vulnerables ya sea por edad o por sector de trabajo para que se sientan lo más fuertes y cómodos posible cuando hacen uso de estas plataformas es la clave de una buena política de comunicación interna.

Además, tal y como decían los intervinientes en el webinar María Martínez de la empresa Medline y Alfonso Bris de Experis, “es importante también establecer límites para no cargar a los empleados con reuniones a casi cualquier hora del día y respetar los horarios de trabajo para que no surja una saturación del empleado”.

 

 5. El rol esencial de los mandos intermedios

Dar apoyo y soporte a los mandos intermedios es de vital importancia porque ellos son la cadena de transmisión y van a jugar un rol muy importante en la comunicación interna de una empresa, tal y como comentaba Angélica Gómez de Atrevia: “Cuidar el rol de los mandos intermedios es esencial para priorizar en cuáles son los canales y lo que se quiere comunicar a los empleados desde la perspectiva de empresa. Es importante mantener una comunicación interna transparente para llegar al empleado, generar su confianza y no perderla”.

Los mandos intermedios tienen un su mano muy a menudo mensajes muy estratégicos para mantener viva la cohesión de los equipos y es en esos momentos importantes en los que juegan un rol imprescindible para gestionar equipos y personas.

También tienen un papel muy importante porque en el modelo híbrido han sido los máximos responsables de ser galantes de compañía en equipos y fomentar que los proyectos transversales siguiesen adelante. Es un ejercicio importante reconocer el rol que han ejercido y seguir dándoles las herramientas para reforzar la creación de una cultura corporativa. Fomentar comunicación corporativa tanto de forma presencial como en situaciones de teletrabajo es esencial para un funcionamiento fluido y el éxito de cualquier empresa.

 6. La importancia de los canales de comunicación y el mensaje

Como nos comentaba Juan Camacho de Learnlight, “independientemente de donde viniese cada empresa ha habido un cambio y ya no hay marcha atrás. Ahora el sentido de la comunicación es mucho mayor. Están en juego diferentes generaciones y diferentes públicos, por ello es tan vital adaptar los distintos canales para que el mensaje llegue a todos. El trabajador está en el centro y sin escucharle es imposible construir una comunicación interna eficiente”.

Hay que crear políticas de comunicación interna cada vez más finas y precisas para saber dar la información y decidir cuándo y cómo darla. Tal y como nos comentaba Angélica Gómez de Atrevia, “es importante establecer prioridades y saber dónde queremos estar, es algo fundamental para conectar con los empleados. Revisar la narrativa para que sea genuina y esencial, y que el mensaje llegue de forma clara”.

Racionalizar lo que necesitamos, con qué nos tenemos que quedar de lo que hemos aprendido y fomentar el uso de los nuevos canales, aunque no continuemos con todo porque esto puede generar demasiado ruido e incluso saturar a los empleados.

Descubre Learnlight

¿Listo para descubrir una nueva forma de aprender idiomas y habilidades?

Qué recordar sobre la comunicación interna de este webinar

Si hacemos un balance de todas las ideas tratadas en el webinar, todos los participantes han coincidido en cuales eran los puntos clave para alcanzar una buena política de comunicación interna en tiempos de crisis.

En esta fase de ya vuelta progresiva a la “normalidad” una gran parte de empresas parece que va a optar por el modelo híbrido de trabajo, que por el momento parece ser el ideal para un balance de lo profesional y de lo personal.

Darles voz a los empleados, transmitir un mensaje claro y ser flexibles también prueba una mejor comunicación interna en el espacio de trabajo lo que permite lograr alcanzar mejores objetivos de forma eficiente. Lo que está cada vez más claro es que el modelo digital avanza y va ganando cada vez más terreno en las empresas, hay que actualizarse para no quedarse atrás, por lo que las empresas deben también invertir en que todos sus empleados se sientan cómodos y seguros con esta nueva realidad laboral.