Hoy en día hay mucho debate en torno a la importancia de las habilidades y su relevancia en el mundo profesional. Lo que está claro es que, aunque se invierte mucho en mejorar las habilidades técnicas o “hard skills”, el éxito profesional solo depende de ellas en un 20%. El 80% restante depende de nuestra capacidad para interactuar con los demás, de lo que se conoce como habilidades personales o “soft skills”—aunque es evidente que, si el 80% de nuestro éxito profesional depende de ellas, poco tienen de “soft”. Organizaciones tan reconocidas como Google y LinkedIn han llegado a esta misma conclusión, y están actuando en consecuencia, cambiando sus estrategias de contratación y formación. ¿En tu organización sois conscientes de la importancia que tiene invertir en cursos de habilidades?

Como era de esperar, Google analizó todos los datos

Google analizó 20 años de información sobre contrataciones, evaluaciones, despidos y ascensos. El estudio, llamado “Proyecto Oxígeno”, aportó unos datos muy reveladores sobre las claves del éxito profesional.

El proyecto concluyó que “entre las ocho cualidades más importantes de los mejores empleados de Google, las habilidades técnicas—Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas—quedaban en último lugar. Las siete características consideradas más importantes para alcanzar el éxito en Google eran todas habilidades personales.”

El desarrollo de las habilidades personales

Desarrollando las habilidades necesarias para alcanzar el éxito en el entorno laboral actual

“Resulta sorprendente, pero […] en las habilidades interpersonales es donde nos encontramos con los mayores desequilibrios,” afirmaba Weiner. “La habilidad de comunicación es donde hay mayores carencias.”

Los estudios de LinkedIn también demuestran que hay un cambio de tendencia, y que las habilidades personales empiezan a primar sobre las técnicas. Jeff Weiner, CEO de LinkedIn, dijo recientemente una entrevista en la que señalaba las carencias en habilidades personales.

Hay una demanda clara de habilidades personales en todas las áreas. Para dar respuesta a esta necesidad, es necesario que los expertos en RRHH y Formación y Desarrollo implementen cursos de habilidades bien dirigidos (presenciales, blended, virtuales o digitales) para proporcionar a los trabajadores las herramientas necesarias para hacer bien su trabajo.

A continuación aparecen 10 cursos de habilidades esenciales que debería realizar cualquier profesional que quiera desempeñar su puesto eficazmente:

1. Comunicar con impacto (verbalmente)

Richard Branson, fundador de Virgin, cree que la comunicación eficaz es fundamental, y que es un “arte” que a todos nos pueden enseñar a dominar.

Monster, el portal de empleo, descubrió que en 943.008 ofertas de trabajo, la capacidad de comunicación oral era una de las habilidades más demandadas.

Una idea brillante solo lo es si los demás logran entenderla clara y completamente.

Piensa en la cantidad de empresas que han fracasado ante la primera dificultad, que suele ser cuando llega el momento de venderles la idea a los demás. El impacto es la clave de la comunicación verbal, y es una habilidad que se aprende.

2. Redactar eficazmente

Todos hemos oído hablar de candidatos magníficamente formados que no se molestaron en pasar el corrector ortográfico y gramatical a su currículum antes de mandarlo a una empresa. Errores tan básicos como ese no solo se dan en los procesos de contratación: muchas empresas se ven negativamente afectadas por la mala redacción.

Desde un email hasta una propuesta a un cliente, pasando por un caso de negocio, cuanto mejor redactemos, mejor impresión causaremos a todos los que nos rodean, incluidos nuestros jefes, compañeros y clientes.

Further reading

Por qué Google considera que el desarrollo de las habilidades personales ya no es una opción personal

3. Resolver problemas y creatividad

Las empresas buscan profesionales que sepan cuándo deben resolver los problemas de forma autónoma y cuándo deben pedir ayuda. Las habilidades de resolución de problemas se consiguen parándose a pensar de forma clara y metódica.

Son soluciones que dependen de la capacidad de pensamiento crítico apoyado por una gran dosis de creatividad, porque la solución más evidente a menudo no es la mejor.

La creatividad no es un talento excepcional, todos la poseemos. Pero son cruciales la formación y la orientación para ayudarnos a ganar confianza en esta habilidad fundamental.

4. Influir y persuadir

Autoestima, empatía y confianza. Tres cualidades personales fundamentales que tienen un impacto enorme sobre nuestra capacidad de influencia y persuasión. Para algunos, es un reto al que se enfrentan a diario y que queda justo fuera de su alcance.

Cuando nos llega integrada en una gama variada de cursos de habilidades, la influencia se pone de repente a nuestro alcance, y podemos conseguir grandes cosas.

Todos podemos mejorar nuestros resultados en este aspecto si aumentamos nuestro nivel de confianza y competencia en habilidades como la empatía, la escucha y la capacidad de generar afinidad.

5. Gestionar el tiempo

“El proceso de planificación y el ejercicio de un control consciente del tiempo que dedicamos a cada actividad concreta, sobre todo para aumentar la eficacia, la eficiencia y la productividad.”

En realidad, a la mayoría no nos enseñan a llegar puntuales, o a planificar eficientemente una semana, un mes o incluso un día de nuestras vidas… y mucho menos un proyecto de seis meses de duración en el que está involucrado todo un equipo.

Lo que nos falta son unas técnicas sencillas, pero increíblemente eficaces, que podemos desarrollar a través de cursos de habilidades que harán que nuestras vidas sean más productivas y fáciles de gestionar.

6. Presentar y hablar en público

¿Te empieza a sudar la nuca? ¿Te late el corazón a mil por hora? Pues no te pasa solo a ti. Muchos profesionales sufren de lo que se conoce como glosofobia o miedo a hablar en público.

Este es otro “talento” que en realidad es una habilidad que se puede aprender. Pensemos en los oradores más famosos de la historia—Winston Churchill, Martin Luther King y Steve Jobs—y recordemos que todos ellos aprendieron sus técnicas de otros.

Algunos hacen que parezca fácil hablar en público, y otros una auténtica catástrofe.

7. Negociar

“El arte del acuerdo” es una expresión que está de moda últimamente. Hace que la negociación suene como un truco de magia cuyo secreto solo conoce una minoría prodigiosa.

En realidad, poseer habilidades de negociación sólidas es fundamental en muchos puestos de trabajo. Toda negociación empieza con un cuidadoso proceso de preparación, se desarrolla según un formato predecible, y exige comprensión, empatía, comunicación y, por encima de todo, ser capaces de llegar a un acuerdo.

Desarrollar esta habilidad en los miembros de tu equipo tendrá un enorme impacto positivo.

El desarrollo de las habilidades personales

Desarrollando las habilidades necesarias para alcanzar el éxito en el entorno laboral actual

8. Tomar decisiones

A algunos les falta seguridad para tomar decisiones, pero muchos sencillamente las evitan. Ambas actitudes son extremadamente dañinas para la organización. Allí donde falta un proceso aprendido, el miedo al fracaso suele acompañar.

Un curso de habilidades bien diseñado sobre la toma de decisiones sirve para desarrollar la confianza, ya que aporta una serie de procesos más que probados a la ecuación. Si eliminamos el miedo, las decisiones eficaces no tardarán en llegar.

9. Dar y recibir feedback

Dirigir y desarrollar equipos exige ser capaz de evaluar, analizar y mejorar el desempeño de las personas.

Si se hace mal, puede llegar a destruir un ambiente muy necesario de confianza mutua entre los que dan y los que reciben el feedback.

Asistir a un curso de habilidades que logre un impacto significativo en este tema tan delicado puede ayudar a mantener la confianza, enseñándonos por ejemplo a centrar el feedback en el desempeño y no en la persona. Si alguna vez has participado en una reunión de feedback mal llevada, entenderás lo importante que es este tipo de formación.

10. Gestionar el conflicto

No se puede esperar que dos personas estén siempre de acuerdo en todo. Los conflictos son inevitables, y por eso es crucial aprender a lidiar con ellos de forma sana.

¿Cuánta gente hay en tu empresa que tenga la habilidad y experiencia necesarias para resolver un conflicto? ¿Te imaginas cuánto beneficiaría tu organización que hubiera más personas así?

Further reading

Por qué Google considera que el desarrollo de las habilidades personales ya no es una opción personal

Aunque hay muchas habilidades importantes, la opinión generalizada es que las 10 que aparecen aquí son tan esenciales y vitales para alcanzar el éxito como la acreditación profesional.

Los cursos de habilidades personales no pueden seguir siendo un artículo de lujo, ni un simple añadido a los de habilidades técnicas.

Los líderes empresariales, los gurús emprendedores, e incluso los políticos, están de acuerdo en que la carencia de habilidades personales es un problema que hay que resolver. Si consideras que a tu equipo le falta alguna de las que aparecen aquí descritas, la solución es fácil: convierte la implementación de cursos de habilidades en tu máxima prioridad.

Nunca ha sido tan fácil como ahora, con los nuevos métodos de aprendizaje y la disponibilidad de medios tecnológicos, ofrecer formación en el momento justo y en pequeñas dosis—donde, cuando y con la frecuencia con la que quieran aprender los trabajadores. Al fin y al cabo, el aprendizaje es algo muy personal, y hacerlo todo lo fácil y eficaz posible solo puede ser bueno, ¿verdad?