Cada vez son más los profesionales cualificados, ambiciosos y conscientes de su propio valor que se incorporan al mercado laboral y, como consecuencia, se está recrudeciendo la lucha por el talento. Estamos viendo un cambio en el mercado, que está pasando de estar dominado por el empleador a ser mucho más dinámico y centrado en el candidato. Con la incorporación de la diversidad en todos sus aspectos al entorno laboral, se intensifica el debate en torno a la diversidad, la inclusión y a la integración real de ambas en la estrategia comercial o corporativa de forma que se pueda medir su ROI. Uno de estos debates gira en torno al desarrollo del talento femenino, y a la ventaja competitiva que dicho desarrollo puede suponer para la empresa.

Centrados en el talento femenino

El valor de la diversidad y la inclusión no siempre se puede medir de forma tangible, por lo que a veces resulta difícil de demostrar. Uno de los ámbitos de interés de la diversidad e inclusión incluye el desarrollo del talento femenino. Hoy en día, desarrollar el talento femenino no solo es bueno para la empresa, se está convirtiendo rápidamente en una ventaja competitiva clave para las compañías progresistas.

La Movilidad Internacional en la era de la diversidad

El papel de la movilidad internacional en la creación de un entorno laboral diverso

Según una encuesta sobre mujeres y liderazgo realizada por Pew, las mujeres que ocupan puesto en la alta dirección muestran conductas más honestas y éticas, ofrecen sueldos y prestaciones justos, orientan y aconsejan a los trabajadores jóvenes y representan de forma eficaz a la empresa.

Source: What Men and Women Bring to Business Leadership | Image via Pew Social Trends, 2015

¿Y qué tal vamos con la inclusión de las mujeres?

Nos queda mucho camino por recorrer.

Es posible que nos preguntemos ¿cómo? o ¿por qué debemos centrarnos en desarrollar el talento femenino? Las cifras hablan por sí solas. Pero, como con muchas cosas “buenas” para la empresa, a veces pasa más tiempo de lo razonable desde que nos enteramos hasta que las ponemos en práctica.

Sin duda, está claro que las mujeres siguen infrarrepresentadas a todos los niveles excepto los más bajos y algunos puestos intermedios. Según el informe de Payscale sobre la brecha salarial de género para 2018, la representación de las mujeres sigue siendo muy pobre a todos los niveles, independientemente de la etapa profesional en la que estén. Siguen siendo un recurso sin explotar en muchas áreas de la organización.

Source: The State of the Gender Pay Gap in 2018 | Payscale

¿Qué nos impide sacar partido a nuestras reservas de talento femenino?

Quizá sea porque nos plegamos a la norma y al status quo. O porque tal vez sigamos usando los mismos métodos de contratación, modelos de promoción y estrategias anti-inclusión que dejan el talento femenino atrapado bajo el techo de cristal.

Los directores de RRHH y otros altos directivos deben preguntarse lo siguiente:

  • ¿Cuándo fue la última vez que actualizamos nuestra política de bajas, para tener en cuenta la baja por maternidad, la vuelta al trabajo compatible con la lactancia o incluso el momento de adaptación del niño a la guardería?
  • ¿Nuestra empresa ofrece remuneración durante la baja por maternidad o complementos salariales para ayudar a las madres recientes?
  • ¿Cuántas mujeres líderes están actualmente identificadas e inscritas en nuestro programa de liderazgo?
  • ¿Qué porcentaje de nuestros directivos senior son mujeres?
  • ¿A cuántas mujeres hemos entrevistado durante el proceso más reciente para cubrir un puesto en la alta dirección?
  • ¿Qué clase de programas tenemos en marcha para fomentar y apoyar la diversidad y la inclusión?

Si no tienen respuesta para una o más de estas preguntas, aún les queda mucho por hacer para crear una cultura inclusiva y potenciar el desarrollo de su talento femenino.

Las mujeres siguen abandonando el mercado laboral por la falta de apoyo a sus necesidades, a pesar de querer contribuir activamente.

Further reading

El futuro del trabajo: centrarse en la experiencia del trabajador

Por qué es necesario invertir en talento femenino

5 motivos por los que la diversidad y la inclusión son asunto de todos

Un estudio sobre la brecha salarial de género entre progenitores en EE.UU. analizó en 2017 la diferencia entre los sueldos de hombres y mujeres tras el nacimiento de su primer hijo. Las mujeres siguen ganando menos. A pesar de las conversaciones, estrategias y políticas, las compañías siguen rezagadas cuando hablamos de empoderamiento y desarrollo del talento femenino.

Empoderamiento y desarrollo del talento femenino

¿En qué consiste el empoderamiento en nuestra organización?

Es posible que tengamos en marcha varios niveles de programas de liderazgo, iniciativas de mejora continua e incluso organicemos cursos, clases y seminarios con regularidad para estimular e inspirar al talento.

Hay una historia de una conversación sobre el talento entre un CEO y un CFO en la que el CEO pregunta “¿Y que pasa si los formamos, y se van?” y el CFO responde “¿Y si no lo hacemos, y se quedan?”

¿Qué estamos haciendo para asegurar que el talento que cruza el umbral de nuestra empresa añada valor? O, más concretamente, ¿cómo estamos empoderando al talento femenino para que aporte una contribución de peso a nuestra organización?

La Movilidad Internacional en la era de la diversidad

El papel de la movilidad internacional en la creación de un entorno laboral diverso

Hay un artículo de Jack Zenger publicado en la revista Forbes titulado 3 Reasons to Recruit and Select More Female Leaders que enumera 3 motivos para seleccionar y contratar más mujeres líderes. Estos motivos pueden servir para apoyar también el argumento a favor de invertir en el desarrollo de nuestras trabajadoras:

1. Las mujeres líderes están muy cualificadas. Siguen superando a los hombres a la hora de mostrar competencias clave de liderazgo y reciben mejores evaluaciones.

2. Es más probable que las mujeres busquen oportunidades de aprender y mejorar a lo largo de su carrera profesional. Un estudio anterior de Zenger publicado en HBR y basado en la evaluación de un gran número de directivos descubrió que el progreso profesional de las mujeres no decaía al progresar su carrera, a diferencia del de sus colegas hombres.

3. Para la organización, un entorno laboral con más mezcla de género es una ventaja. Un entorno de género mixto puede hacer que mejoren los ingresos hasta un 41%, según un estudio de MIT.

El papel de la mujer en el futuro del trabajo

Las mujeres ya están programadas para el futuro. Cheryl Cran, en su artículo What will the future of work mean for women? (“¿Qué supondrá el futuro del trabajo para las mujeres?”) comparte su opiniones progresistas sobre el futuro y la contribución de valor del talento femenino. Por ejemplo, que las mujeres seguirán liderando a sus colegas hombres integrando unas “habilidades femeninas y masculinas” necesarias para sobrevivir y seguir siendo relevantes en el mundo del aprendizaje automático, la inteligencia artificial y los robots.

Las mujeres son capaces de ver múltiples perspectivas a la vez, colaborar creativamente e inspirar a los demás a la acción. Además, destacan cuando se trata de crear sentimiento de equipo, haciendo que las personas dejen de pensar en “yo” para pensar en “nosotros” y así conseguir mayores éxitos colaborativos.

Further reading

El futuro del trabajo: centrarse en la experiencia del trabajador

Por qué es necesario invertir en talento femenino

5 motivos por los que la diversidad y la inclusión son asunto de todos

La tecnología también está ayudando a las mujeres a irrumpir en sectores y roles que, por ser más exigentes físicamente, les resultaban menos accesibles. Las limitaciones y dificultades a las que se enfrenta el talento femenino están desapareciendo a toda velocidad, lo cual favorece la inclusión en todos los niveles de la organización.

Un desarrollo que nos diferencia

El desarrollo del talento es hoy un diferenciador clave en un entorno laboral en el que la globalización del mercado de candidatos y la tecnología están eliminando las barreras que existían antiguamente. Con estos cambios, la diversidad y la inclusión son cruciales a la hora de atraer, retener y aprovechar las reservas de talento para conseguir el capital humano necesario para impulsar el éxito de la empresa. Si nuestra organización no es capaz de conseguir, desarrollar y utilizar bien el talento femenino, se va a quedar atrás.

¿Qué nos está impidiendo potenciar el talento femenino? ¿Podríamos crear algún programa para aprovechar los conocimientos y experiencia de las mujeres de nuestra organización? ¿Qué deberíamos cambiar para garantizar que las mujeres tengan las mismas oportunidades de destacar? Nuestras respuestas a esas preguntas abrirán las puertas a las conversaciones y acciones necesarias para ayudarnos a crear un entorno más inclusivo y sacar el máximo partido a nuestro talento femenino.