En 2019, cualquier millennial que esté estudiando sus opciones laborales valora muchísimo la opción de aprender idiomas. En estos momentos en los que el monolingüismo supone una seria desventaja para cualquier trabajador, es fundamental que las empresas ofrezcan cursos de idiomas digitales y online para atraer, retener y desarrollar el talento millennial.

Los millennials están redefiniendo la formación corporativa, y les corresponde a los expertos en Formación y Desarrollo y RRHH producir programas de formación innovadores y capaces de satisfacer sus ansias de aprender.

La transformación de la formación de idiomas

Los idiomas extranjeros a menudo se consideran simples habilidades personales y no se les da importancia, a pesar de ser precisamente la habilidad que nos granjea un reconocimiento inmediato cuando trabajamos internacionalmente.

¿Nuestra empresa les está dando a los millennials ansiosos por mejorar sus conocimientos de idiomas los recursos que necesitan? Y, si ya estamos invirtiendo en formación en idiomas, ¿nos estamos asegurando de que el formato sea atractivo para el alumno moderno?

Gracias a apps especializadas como Memrise, Babbel y Duolingo, que afirman tener 120 millones de usuarios, aprender idiomas se ha convertido en una opción al alcance de cualquiera.

Learnlight y Siemens España

Un partnership que ha triunfado en el mundo

Un modelo de comunicación transformativa que fomente el aprendizaje colaborativo entre formador y alumno es el ideal para la formación de idiomas online. Este modelo de aprendizaje hace hincapié en el interés del formador en aprender de los alumnos y ayuda a establecer con claridad las expectativas y las herramientas de valoración.

Estos modelos actuales encajan a la perfección con la forma de aprender de los millennials, y deben formar parte de cualquier estrategia de formación corporativa.

A continuación detallamos solo algunos de los motivos por los que los millennials prefieren la formación de idiomas online:

1. Nativos digitales

Los millennials son una generación de comunicación, y muchos de ellos escogen para comunicarse los canales digitales. El aumento de las herramientas digitales ha cambiado la forma de funcionar de nuestros cerebros.

Los nativos digitales no aprenden de la misma manera en que se aprendía hace cuarenta o incluso veinte años.

Es poco probable que las técnicas que se usaban en el pasado para la formación de los trabajadores y la enseñanza de idiomas tengan éxito con el alumno moderno. Lo más probable es que funcione mejor un modelo blended o de flipped classroom.

Según HBR, los millennials han sido los primeros en vivir un mundo digital, inalámbrico y conectado y “dan por hecho que las tecnologías que facilitan su vida personal deben servir también para impulsar la innovación y la comunicación en su espacio profesional”.

2. Globalización

La tecnología nos ha dado acceso ininterrumpido a la información, y el alumno moderno tiene una actitud globalmente universal hacia el aprendizaje.

El aula presencial ya no es el modelo estándar en las grandes organizaciones globales. Los expertos en RRHH y Formación y Desarrollo están introduciendo materiales de aprendizaje autorregulados a los que se accede desde portales con grupos de discusión online relacionados con cada sector y videos orientados al usuario.

Además de estos contenidos, la mayoría de los portales incluyen comunidades de aprendizaje que ofrecen información práctica y apoyo. Esto es ideal para los millennials, que no sienten aprensión ante el aprendizaje remoto. Y si el paquete incluye vídeo aprendizaje, es aún más probable que participen.

Para los expertos en Formación y Desarrollo, la formación online resuelve el problema de garantizar una estrategia corporativa global de formación de idiomas.

Ofrece una experiencia de aprendizaje portátil y coherente para todos los trabajadores, y garantiza que todo el mundo reciba de la misma manera la información crucial, independientemente de quién esté impartiendo la formación. Al mismo tiempo, proporciona un marco que permite operar y mantener un sistema de gestión de calidad en toda la organización.

Further reading

Por qué la formación personalizada es clave para el aprendizaje de idiomas

¿Ha muerto la formación de idiomas presencial en la empresa?

7 maneras en las que el aprendizaje móvil responde a las necesidades del alumno moderno

3. Comodidad: el lugar y el momento no importan

Los millennials valoran especialmente la comodidad y la practicidad, y aprender online les ofrece flexibilidad e infinidad de opciones.

El reto al que se enfrentan actualmente muchas empresas es ofrecerles a sus trabajadores contratos más flexibles que les den la opción de trabajar desde casa y a la vez respondan a sus necesidades de formación.

Además, la cultura de reuniones que impera hoy en día en las organizaciones ha puesto en un brete a los formadores: ¿Cómo van a garantizar en Formación y Desarrollo que todo el mundo reciba la formación adecuada cuando no parece haber nunca un hueco en la agenda de un equipo o división completos?

Con la formación online, el alumno no está sujeto a un momento o lugar concretos, y la popularidad del flipped classroom va en aumento por este mismo motivo. Muchos millennials ya conocen este modelo de su época de colegio y universidad.

Con la existencia de vídeos formativos y lecciones interactivas, hoy en día se accede desde casa a la formación tradicional en el aula, con anterioridad a la sesión online. Las sesiones de grupo se convierten en el foro donde se resuelven problemas, se afianzan conceptos y se participa en un aprendizaje colaborativo.

Y lo que es más importante, todos los aspectos de la formación se pueden replantear para sacarle el máximo partido al recurso más escaso: el tiempo. Cualquier formación presencial se puede maximizar, y los resultados son sorprendentes, ya que los millennials ven clara la finalidad de invertir tiempo en aprender.

4. Gamificación

La gamificación del aprendizaje hace que aprender sea divertido e interactivo para los millennials, que han crecido viendo en los videojuegos una parte integral de sus vidas.

Muchos alumnos millennials acogen con entusiasmo la gamificación de la formación de idiomas, ya que son muy receptivos a las opciones de aprendizaje creativas y adaptadas a sus preferencias digitales.

La gamificación mejora la experiencia del alumno a la vez que ayuda a los trabajadores a lograr objetivos reales, medibles y significativos. Una buena estrategia de gamificación, con altos niveles de participación, sirve para mejorar la capacidad de retener y recordar los conceptos.

Una gamificación de calidad ayuda además al alumno a hacerse responsable de su propio aprendizaje. El aprendizaje cobra visibilidad, y el alumno tiene la libertad de equivocarse y volverlo a intentar sin miedo a consecuencias negativas.

Further reading

Por qué la formación personalizada es clave para el aprendizaje de idiomas

¿Ha muerto la formación de idiomas presencial en la empresa?

7 maneras en las que el aprendizaje móvil responde a las necesidades del alumno moderno

5. Equilibrio entre vida laboral y personal

También es importante tener en cuenta que los millennials esperan más equilibrio entre su vida laboral y personal que las generaciones anteriores. Esto se suele materializar en la expectativa de que se dé una respuesta flexible a sus necesidades.

Aprender idiomas online les permite avanzar a su propio ritmo y en los tiempos que ellos eligen, integrando el aprendizaje mientras se desplazan, viajan por trabajo o paran a comer.

El microaprendizaje consiste en unidades formativas relativamente pequeñas y actividades de corta duración. Su impacto sobre el alumno kinestésico es enorme.

La formación de idiomas online tiene también en cuenta los distintos ritmos y estilos de aprendizaje, resolviendo un problema típico del aula tradicional, donde suele imperar una política de planteamiento único.

Aprender pequeñas cantidades de información y usarlas inmediatamente o, lo que es lo mismo, el microaprendizaje, también es popular entre los alumnos modernos. Es muy eficaz, además de ser un modelo de eLearning mucho más llevadero para el cerebro millennial.

Recoger los frutos de las formación de idiomas blended

Dar con nuevas soluciones para una plantilla móvil está en el programa de todos los expertos en RRHH y Formación y Desarrollo, y la formación de idiomas blended se perfila como el camino a seguir. La formación presencial sigue vigente en el mundo de la formación de idiomas, pero la experiencia demuestra que no siempre es sostenible a largo plazo. Un modelo de flipped classroom, con contenidos en formato vídeo y otros materiales online, animará a los millennials a aprender más idiomas y hacer buen uso de su tiempo.

Además, las empresas han descubierto que la formación online es una herramienta potente para ayudarles a mejorar el ROI de su formación de idiomas. Hoy en día, los expertos en Formación y Desarrollo ya son conscientes del potencial de la formación de idiomas online para los millennials. Ha llegado la hora de ofrecerles la gamificación y otras alternativas atractivas a la formación en el aula para que nuestro modelo innovador de formación en idiomas se convierta en una ventaja competitiva para nuestra empresa.