El aprendizaje de idiomas en las empresas es un cóctel en el que se mezclan la manera de enseñar y la motivación de los alumnos. Sin una metodología bien estructurada es fácil que los asistentes a un programa de formación acaben desilusionados y finalmente no aprendan todo lo que deberían.

Este era el reto al que se enfrentaba Hyundai España cuando decidieron cambiar el planteamiento de su formación. Hasta aquel entonces, tenían un proveedor que les daba formación presencial “pero la gente no aprendía”, reconoce abiertamente Sonia Jadraque, Directora de Recursos Humanos de Hyundai España. Las clases presenciales seguían una metodología tradicional. Además, en los empleados había una cierta falta de motivación y no avanzaban en el conocimiento del idioma por lo que los objetivos de formación no se cumplían.

Por eso, decidieron apostar por una nueva metodología y dar el paso hacia una formación más digital. El cambio suponía en si otro desafío ya que existía mucha reticencia al mismo, por lo que la llevar a cabo una transición propicia era uno de los objetivos fundamentales del departamento de Recursos Humanos.

Los principales retos a los que Learnlight se enfrantaban eran los siguientes:

  • Diseñar un programa de idiomas que ofreciera resultados tangibles.
  • Implementar una metodología innovadora que fomentara la participación de los alumnos en las clases.
  • Apoyar al departamento de Recursos Humanos de Hyundai España a implantar una metodología virtual en el entorno tradicional y promover su uso.