Tras una prueba piloto, Hyundai España decidió formalizar a Learnlight como su proveedor oficial en la formación de idiomas. Se implementó por primera vez una formación virtual, aunque hubo una pequeña población de empleados que siguieron con un profesor presencial.

Aun así, los nuevos programas de Learnlight siguen una metodología blended en la que los alumnos, tanto virtuales como presenciales, tienen todos sus contenidos en la plataforma por lo que tienen acceso a los mismos en cualquier momento y en cualquier lugar. Después, en la sesión en vivo, se ponen en práctica los conocimientos adquiridos y, tras la sesión se realizan unos ejercicios digitales para consolidar lo aprendido.

El proceso de cambio se gestionó conjuntamente entre Learnlight y Hyundai. Se realizó una comunicación sobre los nuevos programas de idiomas con todo el personal, después se realizaron pruebas de nivel y se llevaron a cabo varias presentaciones explicativas para introducir la nueva metodología.

La política de la empresa facilita a todo el personal que así lo quiera la posibilidad de mejorar su formación idiomática. Dependiendo de las responsabilidades y del desempeño de los empleados, el inglés que se imparte se enfoca en aspectos funcionales del negocio: desde cómo atender una llamada, cómo responder un email, cómo hacer una presentación…; o hasta materias más específicas relacionadas con el Marketing o las finanzas.