Mantener motivados a los alumnos es siempre un reto a la hora de implementar programas de formación. En Siemens, la motivación principal radica en la propia necesidad. Deben aprender el idioma para poder desempeñar su trabajo por lo que es imprescindible para ellos. Además, saber de forma cuantificada el tiempo que necesitan solventar el gap que tienen y el empleo de contenidos que son relevantes para ellos son cruciales para mantener la atención y motivación de los alumnos.