El futuro de las empresas pasa por la digitalización y por el uso del inglés. En España seguimos teniendo una necesidad real en el aprendizaje del inglés por lo que la formación también está tomando la senda de la digitalización acercándose más a la forma en la que aprenden y trabajan las nuevas generaciones.